Lo mejor de la comida italiana (Parte 1: antipasto)

Los italianos se caracterizan por ser muy creativos e innovadores, la dedicación esta en la sangre de ellos. De hecho la cocina italiana es un completo ritual, la mesa la adornan de todo tipo de platillo: antipasto, sopa, primer plato, segundo plato y postre.

La gastronomía italiana es una de las más destacadas a nivel mundial, y también una de las que mayores seguidores tiene, pues suele ser del gusto de todos. Compuesta de una gran variedad de influencias y particularidades de sus diferentes regiones así como la diversidad de su historia, su cocina refleja una extensa pluralidad cultural.

Es muy común que se conozca a la gastronomía de Italia por sus platos más famosos, como la pizza o las pastas, lo cierto es que cuenta con muchos más platos ricos en diferentes aromas, sabores y texturas. En esta entrega solo te hablaremos de tres los mejores antipasto de Italia.

Los tres mejores antipasto del territorio italiano

La gastronomía italiana es rica y abundante, así que los italianos comienzan su comida con el llamado antipasto, que significa entrante y hace las funciones de aperitivo antes del plato principal. Los hay fríos y calientes.

Numero uno: Caponata Siciliana.

Es quizás uno de los mejores antipasto de la cocina italiana. ES una mezcla deliciosa de verduras estofadas lentamente en aceite, perfectas para tomar sobre una buena tosta de pan o como acompañamientos de otros platos.

Ingredientes para hacer caponata siciliana

  • 1 berenjena.
  • 120 ml de aceite de oliva virgen extra.
  • 2 ramas de apio frescas.
  • 1 cebolla mediana.
  • ½ pimiento amarillo.
  • ½ pimiento rojo.
  • ½ pimiento verde.
  • 400 gr de tomate picado en trozos sin piel ni semillas.
  • 2 cucharadas soperas de vinagre de vino.
  • 4 cucharaditas de azúcar.
  • 1 bote de aceitunas verdes rellenas de anchoa.
  • 3 cucharadas de alcaparras.
  • sal a gusto.

Cómo hacer caponata siciliana

Comenzaremos cortando en dados la berenjena con su piel y la pondremos con una cucharada de sal a drenar durante 1 hora encima de un papel de cocina o un colador. Cuando pase el tiempo la secamos con más papel y la reservamos. Picamos en trozos iguales el resto de las hortalizas.

En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva y lo calentamos salteando en el la berenjena durante seis minutos. La retiramos a una fuente, bajamos el fuego y añadimos un poco más de aceite, entonces salteamos los dados de apio con cuidado de que no se quemen, durante otros cinco minutos. Retiramos a la fuente de nuevo.

Añadimos otra cucharada de aceite y agregamos los pimientos con una pizca de sal y los cocinamos durante seis minutos, pasándolos de nuevo a la fuente con el resto de las hortalizas cocinadas.

Añadimos finalmente otra cucharada de aceite y salteamos la cebolla otros cinco minutos, aumentamos el fuego y echamos los tomates en dados, dejamos cocinar durante cinco minutos y agregamos el vinagre, el azúcar y seguimos cocinando otros ocho minutos, añadiendo por último a la sartén todos los vegetales salteados junto con las aceitunas en trozos y las alcaparras.

Este sería el momento de añadirle unas anchoas si te apetece. Dejamos al fuego todo otros cinco minutos más y retiramos para que enfríe totalmente, dejándolo en el frigorífico toda una noche para que se mezclen los sabores.

Degustación

La caponata siciliana se puede servir con rebanadas de pan de pueblo, pan de pita u otro soporte crujiente como tortas de maíz cortadas en triángulos y fritas, aunque también la puede emplear caliente para acompañar por ejemplo, una carne asada.

Cuando la vayamos a utilizar dejar a temperatura ambiente un rato antes de colocarla en el pan. Se puede conservar en un recipiente hermético durante una semana en la nevera y así disfrutarla cuando nos apetezca.

Numero dos: Olive all´escolana.

Antipasto que te hará agua la boca desde el primer bocado. Consideradas en la región de Ascoli Piceno de donde son típicas, una exquisitez, su preparación es todo un ritual para los italianos.

Ingredientes para un bote de aceitunas de 1 kg

  • 1 bote de aceitunas de 1 kg.
  • 1/2 cebolla.
  • 1 zanahoria.
  • 1 trozo de apio (tronco y hojas).
  • 300 gr de carne troceada menuda mezclada (pollo, cerdo y ternera).
  • 1 vasito de vino blanco.
  • nuez moscada.
  • ralladura de 1/2 limón.
  • 2 huevos.
  • 150 gr de queso parmesano rallado.
  • harina para rebozar.
  • 1 huevo para rebozar.
  • Pan rallado para rebozar.
  • Aceite de oliva para freír.

Cómo hacer aceitunas rellenas a la escolana

Empezamos picando menudas la cebolla, la zanahoria y el apio y los sofreímos con un poco de aceite. Cuando está medio hecho, añadimos la carne y dejamos que haga el agua, luego añadimos el vino blanco y la nuez moscada (le podemos poner una pizca de canela).

Dejamos enfriar y mientras sacamos el hueso a las aceitunas. Debemos ir con cuidado para que no se rompan. Lo mejor es empezar por la parte superior e ir bajando haciendo una espiral con el cuchillo, como si pelásemos una naranja y sacásemos toda la piel sin romperla.

Una vez que el sofrito está frío, lo trituramos todo junto. Añadimos la ralladura de limón, los dos huevos batidos y el queso parmesano. Lo mezclamos todo. (Si nos parece que no tiene demasiado consistencia podemos añadir un poco de miga de pan remojada en leche).

Rellenamos las aceitunas con el relleno y volvemos a darles la forma original. Las rebozamos por harina, huevo batido y pan rallado. Las dejamos reposar diez minutos y volvemos a repetir la operación. Las freímos en abundante aceite de oliva caliente. Servimos enseguida.

Degustación

Te aconsejamos servir inmediatamente esta receta de olive all´ascolana o aceitunas rellenas a la escolana, pues calientes están deliciosas. Constituyen un antipasto (aperitivo) perfecto y delicioso, así que no te dejes vencer por su larga preparación, son un bocado que merece ser probado.

Numero tres: Arancines Sicilianas.

Esta especie de croquetas de arroz, típicas de Sicilia tienen su origen en los platos medievales. Antipasto de lujo Perfecto como receta de aprovechamiento.

Esta receta de arancine sicilianas se sirve con frecuencia en bares y cafés de toda la isla, como original aperitivo. En Catania, en vez de la forma redondeada clásica, tienen forma cónica. Los rellenos utilizados son muy variados, en la mayoría de las veces un ragú de carne y guisantes, o con setas, o berenjenas, pero siempre suelen llevar mozzarella y otros quesos, o como en este caso mozzarella y jamón.

Las arancine o arancini son un plato tradicional siciliano poco conocido fuera de Italia, aunque muy apreciado. En realidad esta especialidad a base de arroz cocido parece tener su origen en los platos medievales que se hacían en la isla en la época de dominación otomana en el siglo X. El nombre quiere decir “pequeña naranja” en el dialecto local, debido a su forma y tamaño.

Ingredientes (4 personas)

  • 350 gr. arroz arborio (o tipo bomba).
  • 1 litro caldo pollo.
  • pizca de azafrán.
  • 4 cucharadas de mantequilla.
  • sal.
  • pimienta.
  • 1 yema de huevo.
  • 75 gr. parmesano rallado.
  • 100 gr. jamón serrano.
  • 100 gr. mozzarella.
  • Pan rallado.
  • harina y huevo, para rebozar.

Como Hacer Arancines Sicilianas

Primero debemos preparar el risotto calentando 2 cucharadas de mantequilla en una sartén de fondo grueso. Salteamos el arroz unos dos-tres minutos, removiendo con una cuchara de madera. Aparte calentamos el caldo con el azafrán. Vamos añadiendo poco a poco el caldo al arroz, removiendo sin parar para que suelte el almidón.

Una vez añadido todo el caldo, a los 20 minutos, cuando el arroz esté en su punto, añadimos el resto de la mantequilla y ponemos a punto de sal y pimienta. Aparta y deja templar. Añade la yema de huevo y el parmesano, removiendo hasta que quede bien mezclado. Deja enfriar.

Una vez se pueda manipular, usando las manos humedecidas, amasa bolas de arroz del tamaño de una naranja, introduce en el centro el relleno de trozos de jamón y mozzarella picados. Cierra la bola, añadiendo algo más de arroz si fuera necesario, para que no se salga el relleno.

Deja reposar unos minutos, mientras acabas con todas las piezas. Reboza con harina, huevo batido y pan rallado. Fríe en abundante aceite bien caliente, hasta que queden doradas por fuera y el interior fundido. Sirve al momento.

Degustación.

Si quieres las puedes hacer por adelantado, una hora antes, y freírlas al momento de servir. Si te gustan más como Antipasto ligero puedes preparar esta receta de arancine siciliana en pequeñas bolitas. Los italianos las comen con las manos.

Si te interesa conocer mas acerca de la comida italiana y sus antipasto, deberías adquirir el libro de Antipasti (Gustare nelle Dolomiti) solo queda un ejemplar disponible en Amazon y tiene un costo de solo 12 euros.

¡Comparte tu opinión con nosotros! ¿Cual de las tres recetas prepararías primero?